miércoles, 16 de julio de 2008

David y Goliat: 2 poemas



ANTEPENÚLTIMO FRAGMENTO
(Variación sobre un poema de Raymond Carver)


¿y conseguiste lo que
querías en esta vida?

no

¿no te consideraste amado?
¿no te sentiste amado sobre la tierra?


¿y qué querías entonces?

ser capaz de amar
ser capaz de sentir amor por alguien

que no fuera yo


HIPÓDROMO

en primer lugar
están los que apuestan
a trofeo en la pared
a crin disecada
y a carne exprimida

luego están los caballos
esos pencos
por los que no apuesta naide

y están también esos potros salvajes
que ajenos
al freno de boca
al ensañamiento de las espuelas
o al escarnio del cuero
ajenos todavía a todo eso
van a su paso
a su propio paso
y trotan y galopan y montan
yeguas montan yeguas
allá en las lejanas praderas
del oeste americano
o acá en las mágicas montañas
de la tierra de los astures

están, ya digo, los apostadores,
los apostadores profesionales,
y luego están los caballos
y después, estamos nosotros
repito: estamos nosotros:

los que nacimos en casas de piedra
que aún hoy se tienen en pie

los que mordimos pezones
de mujeres ofendidas y humilladas
durante cuarenta años

madres inclinadas sobre el abismo
madres que nos criaron
bravos fuertes e indomables
amamantándonos, además,
con el jugo
de la carne
exprimida
de los caballos
sacrificados

estamos nosotros:

los que tuvimos claro
desde un principio
que ningún hombre rubio
corcel de raza árabe
o dios bendito alguno
se acercaría nunca
a susurrarnos nada
de nada
al oído

estamos nosotros, sí, nosotros:

los centauros.
de En las tierras de Goliat de David González
(fotos del gran joel peter witkin)

2 comentarios:

kebrantaversos dijo...

BIEN POR DAVID
y muchas GRACIAS POR SUBIR ESTOS POEMAS
el Kebran

VUK dijo...

kebran, tronki, deja de decir estas cosas, ni gracias ni pollas. lo que lo merezca, su espacio tendrá y estos textos hablan por sí solos...