martes, 19 de agosto de 2008

ni un ápice de amor en la lluvia de este día

hoy he pensado alguna que otra barbaridad
y me he dado cuenta de quién soy y de dónde vengo
de que quisiera cambiar de sangre y esconderme
o viajar a algún sitio / bien lejos de esta herrumbre //

he dejado un libro a medias sin marcar la página
porque al leerlo no sentía nada / ni orígenes
ni gérmenes de delirio ni de honestidad
en esos poemas traducidos y solitarios //

me he desnudado para mirarme las entrañas
me he arañado / me he rasgado y después me he partido
me he clavado un estilete / y me he envenenado
con unas gotas de miel dentro de la vagina //

vi una película con mis hermanos matando
y por fin he comprendido cuál era su lucha //
la guerra les enseñó a escupir y a olvidar todo
menos el rencor por un puñado de poder //

así que he limpiado mis armas / las he cargado
y he salido a la calle a disparar a cualquiera
que me mirara sin comprender lo que decía
o caminara alegre por campos de exterminio //

mis hermanos me enseñaron / como a ellos las guerras
a torturar / tragarme el vómito y a aguantar
-preñada de gritos ahogados- / el dolor sordo
de no entender la historia o de matar por (puro) placer ///
.
(foto: kim phuc "la niña que huye de la guerra")

3 comentarios:

Hijos de Satanás dijo...

realmente magnífico, Deb...v.

amoremachine dijo...

y es que la sangre es más espesa que el agua...

wno, pero esto tú ya lo sabes.

tremendo texto deb.


p.c.
el 4 a eso de las 21:30 o 22h
empezará el sarao.

vzrkt o mejor dicho
abrzos veraniegos.

P.Chincoa dijo...

una lluvia lúcida y brutal,
ese olor a tierra con sangre
una belleza desgarradora
que me hará volver a leerte.

un saludo.