martes, 9 de septiembre de 2008

blogger generation

sonia san román con quien marcharé en un seguro desfile poético (y hasta aquí puedo leer, tarjetita por aquí...) se va de copas con david gonzález y yo desde lejos empatizo con la misma resaca... Extraído del blog una copa con... (gente interesante) http://unacopacon.blogspot.com/2008/09/una-copa-condavid-gonzlez.html


-¿Cómo ves el panorama de la poesía en España?

Habría que empezar por decir qué entendemos por poesía. Para mí una poesía que está alejada de los problemas humanos y sociales no es poesía. Es decir, está bien escribir sobre el amor y sobre el desamor, o sobre la naturaleza, pero siempre cerca de la realidad. O sea: no considero poesía la que habla de sentimientos que el poeta no siente. Por otro lado, lo que yo considero un poeta, no puede desatender los problemas o la causa de la gente más desfavorecida. En mi opinión, si un poeta no se identifica con la gente más humilde y, en cambio, se corre por figurar al lado de los poderosos, todo lo que escriba no me sirve ni para limpiarme el ojete, por muy bien escrito que esté.Sin embargo, hay una poesía que se escribe desde los márgenes y que se publica en editoriales independientes que merece realmente la pena. Esta poesía cada vez tiene más lectores pues de un tiempo a esta parte se promociona en una red de blogs que se mueven al margen de la cultura oficial, que no de la cultura de masas, pues como sabemos las masas se están alejando de cualquier cosa que lleve el nombre de poesía, como cualquiera puede comprobar entrando en las librerías y viendo el espacio cada vez menor que se dedica a los poemarios. Esta poesía se está dando a conocer a través de los blogs y por ello casi procedería hablar de una “generación blogguera” que incluye tanto a poetas que empezamos a escribir cuando aún no disponíamos de la herramienta del blog como a poetas más jóvenes, algunos sin libros editados incluso, que están dando a conocer su obra por medio de los cuadernos de bitácora.No sé, aunque me deje algún nombre en el tintero, no quiero dejar de mencionar a gente como Vicente Muñoz Álvarez, Antonio Orihuela, Enrique Falcón, Antonio Martínez i Ferrer, Lluís Pons Mora, Ana Pérez Cañamares, Mada Alderete, Deborah Vukusic, Ignacio Escuín, Lola Lugo, Safrika o tú misma si ir más lejos.

por otro lado y por culpa también de david (y digo culpa porque acabo de verme dentro de una generación bautizada y yo con estas pintas...) ahora me planteo si soy contracultural y si tengo dos brazos, uno o ninguno... (extraído de http://davidgonzalezpoeta.blogspot.com/ SIGO SIN QUERER IR AL CIELO):


LOS PRINCIPIOS QUE DEFINEN LA CONTRACULTURA
1. Las contraculturas conceden la primacía a la individualidad por encima de las convenciones sociales y las restricciones gubernamentales.2. Las contraculturas desafían al autoritarismo tanto en sus formas obvias como en las sutiles.
3. Las contraculturas están a favor del cambio individual y social.
RASGOS CASI UNIVERSALES DE LA CONTRACULTURA
1. Rupturas e innovaciones radicales en el arte, la ciencia, la espiritualidad, la filosofía y el vivir.
2. Diversidad.
3. Contacto interpersonal auténtico, profundo y de comunicación abierta. También, generosidad y puesta en común democrática de las herramientas.
4. Persecución de las subculturas contemporáneas por la cultura dominante.
5. Exilio o marginación.


Ken Goffman. LA CONTRACULTURA A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS (de Abraham al acid-house). Anagrama, Barcelona, 2005.
Nota de David González: Venga, levantemos la mano los que, nos consideren o nos consideremos contraculturales, cumplamos con todos estos requisitos. Nos hemos quedado todos o casi todos mancos, ¿que no?.
(foto de david gonzález by mark ostrowski)

3 comentarios:

M dijo...

Yo le leo mucho a David, pero en el particular "la poesía tiene que ser esto y aquello" no estoy para nada de acuerdo. Me parece una concepción, poco más o menos, limitada sobre un particular -el poema- tan subjetivo que asusta. Supongo que no tiene que ver, pero en mi campo -el cuento- los relatos que apuntan abiertamente temas sociales o donde se masca cierta doctrina hacia una serie de terrenos problemáticos, en el sentido de la manera de abordarlos -maltrato, inmigración, etc- son, generalmente, los más deficientes a nivel de fondo, alarmantemente cándidos y sentimentales (y habría que añadir que, las más de las veces, un verdadero coñazo).

Yo soy más del "tiene que haber de todo", y para escribir sobre determinadas cosas, "tiene que hacerse bien", sin bienpensantismos o espíritus alarmados. No hay cosa peor que un cuento panfleto. De poesía, en fin, no hablo que tengo poca autoridad sobre el tema.

Un abrazo, Deb.

pepe montero dijo...

Completamente de acuerdo con m.

¡Ah!, David Gonzalez se olvidó de Manuel Vilas, y de Petisme... o a lo mejor no.

VUK dijo...

yo, amigos, como actriz y escritora creo en la ficción y en la no ficción. en la ficción que se sustenta en la vida y en la vida que busca evadirse a través de la ficción. creo que si algo está bien escrito merece la pena y lo que importa es que lo que se cuenta te toque de algún modo. la literatura y el teatro / cine están para enseñar y para entretener, para hablar de la realidad y para emplear la imaginación. en el momento que hay una intención artística la realidad se ve solapada en pro de "otra cosa".
todas las opiniones, (o casi todas) son igual de válidas. pero sobre todo siempre está bien que nos hagan replantearnos posicionamientos, no os parece?
un abrazo, m, pepe...
D.
por cierto, no sé si consciente o inconscientemente... pero creo que me pasaría lo mismo y por eso me estoy escribiendo la lista para la entrega de los óscar, por si aca. (jeje)