viernes, 3 de abril de 2009

poemas a las tantas V "...y mientras fumo, mi vida yo consumo..."

me despierto
desayuno
fumo
actualizo el blog
blogueo otros mundos
contesto el correo
fumo
me ducho
pongo los simpson
como
fumo
antes "padre de familia"
ahora "cómo conocí a vuestra madre"
me echo la siesta
meriendo 
fumo
doy otro paseo por blogs
fumo
tele de tarde
sigo sin pensar
ceno
tele de noche
abro y cierro un libro
zapeo
fumo
fumo
fumo
veo el telediario de la madrugada
fumo
me duermo en el sofá
sin tirar las colillas

sé que mañana
habrá más

foto: rita hayworth en "gilda"

2 comentarios:

Álvaro dijo...

Sería fantástico hacer esto como ejercicio durante 60 años de manera diaria para después agarrar todas esas hojas sueltas con fuerza y, con lágrimas en los ojos, meciendo una silla de madera, saberse.
Por como empezó el poema me esperaba algo similar al "sigo sin pensar" (que es sin duda la luz del poema junto a los dos versos de cierre) aunque no tan sutil y discreto como está ahí en medio y no al final o de un modo más llamativo, lo que le hubiese restado naturalidad.
Un saludo.

Edgar Artaud dijo...

Algún poeta famoso en su tiempo dijo algo así como: poeta, no hables sobre la flor, hazla florecer en el poema.

Un saludo