martes, 22 de diciembre de 2009

morir en el 2009

siempre que llega un nuevo año pienso en los obituarios
de los que nos han abandonado en el año que nos deja

han muerto muchos pero sólo unos pocos me importan

pina bausch y sus bailes en cafés
y merce cunningham que hizo del bailarín el centro

josé luis lópez vázquez que tanto me hizo reír
patrick swayze que tanto me hizo hormonar
elisabeth soderstrom que tanto me emocionó
mari carrillo, lola lemos, henry gibson o paul naschy
(o incluso david carradine) a quienes tanto admiré

las voces de los músicos y los poetas de los que aprendí a llorar
mercedes sosa y la negrura espesa de mi infancia
mario mario mario y sus tácticas y estrategias
antonio vega y la ternura del sitio de mi recreo
inge christensen y su "luz" y su "hierba"

creo que nunca vi tal número de fanáticos
como los que peregrinaron al entierro del rey del pop
ni sonreí con tanto gusto como ante la muerte de guinzburg
que pensé más en las cenizas de mccourt que en las de ángela
y que lloré por las de corazón aquino y su "revolución popular"

tras la muerte de poveda vi su vida loca con el corazón en un puño
tarareé "demasiado corazón" a lo willy deville
y soñé con ser como la espía mukassei y llamarme elza
y ofrecerme a las mujeres y a otros vicios como allingham

me apunté la frase de sabater pi y su co-pi-to de nieve
"si observas, conoces;
si conoces, amas
y si amas, proteges"
para aplicarlo a las cosas importantes
y me di cuenta de que sólo me importaba
quedarme con el recuerdo
vivo
de mi abuelo
mi djed
muerto


verdaderamente
la única pérdida importante
del año 2009

7 comentarios:

Adolfo González dijo...

Buenas, salada, te pongo aquí un poema de José Luis Jover, autor que no sé si conoces; un poema que viene al hilo del tema de la muerte.

PARA APRENDER A MORIR

Pues que la muerte aparece
cada vez de una manera
ni siquiera
para aprender a morir
me valiera
morirme más de una vez.

inadaptado dijo...

rodeado de grandes, el viaje duele menos

Maria Antònia Massanet dijo...

Me ha gustado ucho tu poema. Aunque echo de menos un verso para Idea Vilariño -la única que falta-, que como una idiota me enteré la semana pasada que se había muerto en abril. Y más rabia me dio, ella que con su poesía tiñe cada paso que doy, no haberlo oido, visto o leído en ninguna parte.
Te acabo de descubrir pero te he añadido en mi blog para seguirte muy de cerca.
Un beso

www.lossutdesigquelentamentsencarna.blogspot.com

*Ely* dijo...

Un poco de lo que se queda atrás...
Parece algunas veces un balance
pero se vuelve una liberación y con puntos de valoración...
Coincido en algunos recuerdos, esas muertes sonadas...
y en mi espacio la muerte más importante es la de mi amiga Silvana que aun muerta no la encuentro muerta sigue aqui y asi lo hacen quienes nacen para vivir por siempre!

toni dijo...

vuk,
acábote de coñecer...
(leo os dos domingos tóda-la semana, tóda-las semanas)
sinto non seguir as recomendacións da Coz tanto coma debera...

recomendarche eu, na busca da sinxeleza da que falas, o libro de obituarios do Saroyan (algo vellos, os armenios vellos), do que non son quen de citar nada...

noraboa polo bon traballo, na noite escura

Jorge Arbenz dijo...

Claramente es cierto que no todas las muertes importan lo mismo, hasta en eso tenemos jerarquías. Pero la idea de la muerte siempre es inquietante, al menos para mí, que soy un descreído.
Saludos cordiales desde BCN.

El descrèdit dijo...

Bona matèria primera! Per cert, també va morir Vic Chesnutt a les acaballes de l'any. Un suïcidi tristíssim.