jueves, 11 de septiembre de 2008

2 poemas de bukowski

CABALLO ARDIENDO
traed, traed
cosas concretas
como un caballo ardiendo.

Dijo Ezra
escríbelo
de tal forma que un hombre en la Costa Oeste de Africka pueda
entenderlo;
y él se puso a escribir los Cantos,
llenos de lenguas muertas,
recortes de periódicos
y escenas de amor de Santa Liz;
traed, traed
cosas concretas: luz de pájaro,
el terror de un ratón,
brazos de yerba, grandes cabezas de piedra;
y al leer el Canto 90
bajó el periódico,
Ez lo hizo, (sus ojos estaban húmerdos)
y le dijo a ella...
"entre los más grandes poemas de amor
jamás escritos"

Ezra, hay muchas clases de traidores,
de los cuales
los políticos son los de menos importancia,
pero la auto-alabanza,
en poesía y en el amor,
ha dejado en evidencia a más necios
que a rebeldes.


NO ES QUIEN VIVIÓ AQUÍ
sino quien murió aquí;
y no se trata de cuándo,
sino de cómo;
no son
los grandes conocidos
sino los grandes que murieron sin ser conocidos;
no es la historia
de los países
sino las vidas de los hombres.
Las fábulas son sueños,
no mentiras
y la verdad cambia
como cambian los hombres
y cuando la verdad no cambia
los hombres se convertirán en muertos
y el insecto
y el fuego y
el diluvio
se convertirán en
la verdad.

de Madrigales de la pensión by Charles Bukowski
foto: ¿?

1 comentario:

The sea, the sky, the dust dijo...

bukowski, me encanta encontrar blogs que hablan de él. Saludos