domingo, 3 de mayo de 2009

un regalo de CARLOS SALEM

La chica-perinola

Leyó un poema con la ropa puesta
pero se mostró desnuda
y supe que era frágil a solas
cuando los focos se apagan
y se encienden las dudas.

Me atrajo su exquisita arquitectura
(aerodinámica a la altura del pecho
un eje de dos piernas juguetonas
el peligro alargado de su cuello)
hasta que descubrí
que de todas las peonzas del lugar
era la única que no giraba por inercia
sino por el simple goce de girar.

Y girando la encuentro
entre vinos y versos y proyectos
baila un tango risueño con sus miedos
y aunque soy ateo diplomado
ruego siempre a un dios de celoluide
que no deje de girar cuando la veo.

Pero todo juego tiene un reglamento
al caer muestra una de sus seis caras
y toca hacer lo que decreta el texto:



y me quedo con su risa más pequeña.
y me llevo una pena en cada mano.
y pongo las ganas de hacerla girar entre mis brazos.


y lo vuelvo a intentar.
y me acojono porque es tanto.
y me sumo a la legión feliz de jugadores
que no calculan cuando apuestan.
.
Porque lo que importa de la chica-perinola
es el viento que inventa
cuando gira cerca
y al pasar te roza
antes de caer
para volver a empezar
a jugar
otra vez.
foto by vuk

8 comentarios:

Neorrabioso dijo...

Joder, qué poemón.

Abrazos.

Adolfo González dijo...

Aunque la foto del final jode el post -para mi gusto- me gusta.

Sintagma in Blue dijo...

Somos ludópatas de la vida...

amor y libertad dijo...

ya te digo, vuk, se inspira uno fácil contigo

genial el poema de carlos

carlos salem dijo...

Gracias por la observación, Adolfo. Aunque desde hace tiempo soy consciente de que una foto mía jode cualquier post. También me alivia -y no sabes cuánto- saber que el poemilla es de tu gusto. Estaba pensando en dejarlo, pero ahora que cuento con tu aprobación poética (con la fotográfica ya veo que no), tal vez me atreva a seguir escribiendo. Tu infatigable y celosa vigilancia cibernética de los blogs ajenos ha salvado mi carrera.
GRACIAS.
PD:sólo temo que tantas horas empleadas en patrullar bitácoras te reste tiempo para escribir tus propios poemas... Y no podemos permitirnos semejante pérdida.

María José dijo...

Vuk, desde luego que es un regalo, ¡y no cualquier regalo! Qué bonito, qué bien escrito y cómo "te clava" en su descripción.
Necesitamos muchos poetas así en estos tiempos.
Felicidades, a Carlos, por su palabras tan bien encontradas para "nuestra niña".
Besos.

Mónica Angelino dijo...

Si este fuera un concurso del día en los recomendados de neo, vos, tenés mi voto!!

La frutilla de tanto postre que he tenido el placer de leer hoy!!

Un beso.

isabel dijo...

a mi me encanta la foto
y el poema también
y débora
y salem

mua!