sábado, 2 de mayo de 2009

un regalo de RAMÓN SORIA

apareció en la fnac de leganés... pasaba por allí y se quedó a escucharnos... esa noche nos intercambiamos un par de notas en los blogs y un tiempo más tarde me envía esto que no encontré hasta ayer... madre mía... de escribirles yo a que me escriban... podría poner en el d.n.i., como antes se hacía, "PROFESIÓN: musa"?


LA VOZ DE VUK


Vuk
La voz sobre las nubes bajas de las montañas negras
El grito sobre las olas que revientan en Muxia
El susurro que me lleva por el bosque hasta donde duerme el lobo
y sueña pisar la suave nieve de noviembre.

Vuk
La voz que atraviesa mi tiempo y mi memoria
despelleja mi piel de rinoceronte
y llena de sangre el corazón fósil que guardaba en el cajón
junto a mi camisa rota de hombre feliz.

Vuk
una anciana que camina por Europa buscando un lugar donde dormir sin miedo
una niña que descubre que las palabras tienen sabor y piel
y a veces alimentan más que el pan y la carne.

Una mujer que se desnuda ante todos.
Y dice.
Soy yo,
anciana,
niña,
lobo,
nube,
ola que revienta,
nieve con la que sueñan las alimañas
y los hombres con corazón de fósil.

Vuk
la nómada
la que nunca vuelve
la que come con hambre
la que bebe despacio
la que escribe cuando la noche se cree para siempre.
la arrogante de manos grandes
la que respira el aire de cualquier lugar
y sabe que es su hogar.

Vuk. Tú.

Pero yo sé el secreto.
Yo sé desde siempre lo que escondía la caja de Pandora.
Lo que nos ocultaron para vender el mundo.
Lo que atesorabas y cuidabas a salvo de la historia.
Pero llegaron ellos, acostumbrados a la rapiña, el robo, la mentira.
Rompieron la caja, derramaron todas las palabras.

Mintieron.

Desde entonces Vuk merodea por las ciudades
y busca a los pocos que están en el secreto.


Gracias, gracias, gracias GASTROPITECUS GLOTÓN!

2 comentarios:

J. eMe. dijo...

Precioso Vuk, precioso y muy merecido. Es que eres muy buena, mi niña, un pedazo de artistassssssssssssssssaaaaa !!!!!


Gracias, muchas gracias por compartirlo. Me ha encantado. Te sigo, ya lo sabes.

GASTROPITECUS GLOTÓN dijo...

He escuchado a much@s poetas recitar su versos, unos mejor otros peor, su lectura era eso, una lectura, una forma de poner carne en las palabras. Pero Vuk es otra historia. Es una recitadora, una maldita bruja que te mete las palabras en el corazón y sientes que es tu voz interior la que te grita. Escucharla es eso, estar en el momento en el que los versos ya son nuestros.