lunes, 8 de junio de 2009

MEETING POINT: poesía corrosiva (carta y entradas)

empiezo diciendo que estoy todavía demasiado cansada como para escribir la crónica de nuestro MEETING POINT, que tengo un trancazo que me parece que durará todavía unos días más, que el tiempo que me queda lo necesito para dormir, que como estaba a otras historias y bien nerviosa mis fotos del recital salen muy borrosas y mal (pero las cuelgo igualmente) y que no puedo bajarme las que tiró patty (salvo las que he sacado del blog de david) hasta que no vuelva a conectar el pc. anoche les escribía un mail a los chicos y como me repetiría en lo que pien-siento, lo transcribo:

queridos poetas & amigos,

me llevo conmigo un montón de momentos mágicos, varias decenas de versos magníficos y muchos pellizcos en el alma a modo de abrazos y de palabras. querría haceros un monumento (como esa estatua parlante de fuenla en la que tienes, "bacus", tanto que ver) y me encantaría teneros de nuevo cerquita pronto, que cuando pasa tiempo sin que nos veamos os echo mucho de menos.


lo primero es darles las GRACIAS a mis niñas: 

PATTY, oh, gran patty...
porque tú has dicho que todo hay que rimarlo y lo consigues, cabrona! porque eres una mente inquieta, tienes un culo brillante (o era al revés y también) y vas dejando tras de ti una estela como de purpurina y amor punkimente tierno que me encandila. gracias por tu eficacia, por tu eficiencia. por el cariño que le pones a todo y por las ideas. gracias, baby. 
SARA
oh, mi musa, mi grandiosa y gran diosa musa gothic-grounge. gracias por tu poesía física, por conducirnos tan bien, por ser tan profesional y conseguir animarnos y calmarnos en los momentos oportunos. gracias por esa falda que te marcaste, por esa mirada oscuramente poética y por apagar y encender la luna que no era una lámpara de ikea. 

el mundo necesita más gente como vosotras. 

lo siguiente es daros las GRACIAS a los recitadores:
pepe
por ser grande, verde y peludo como muzzy. te confieso que tenía el vhs y me sabía todas las canciones de canija y disfruté mucho de ese regreso a la infancia en el presente.
iñaki,
por la voz dulce y rimar penas con penes. pobre leo... seguro que lo habría disfrutado. ser gato tiene sus cosas, lo de tener 7 vidas está guay pero no puedes ir a recitales...
batania

por las camisetas, por masticar los versos, por grafitar la noche con imágenes, porque no sé si eres tú o es iratxe, pero os abrazaría y no os soltaría nunca. creo que te mereces la corona de laureles, aedo. aunque me has acojonao... por el próximo poemario.
hasier
háblame en euskera, tíoooo! azken bala es flipante pero qué bien pinta lo próximo, jopé! qué ganas de leerte lo nuevo.
dav, esto sabes que se debe a ti, 
que si no a buenas horas me metería en un fregao semejante... pero gracias por proponerme organizar algo, por la comida con ángel, gracias por romper vasos de cerveza, por esa autopista, por la lectura viva de esos versos-historia. por tu apoyo, tu confianza, tu amistad y por ese abrazo. fue un día muy especial aunque "no te perdono" que no pudiera decir "quiero ir con mamá" con 1, 2, 3 y 4 exclamaciones y que leáis el 13 sin mí en asturies. 
sé que habrá más, meu rei, porque éste es el principio de... de algo muuuy grande. 
javi &  j.a.b.
que menuda bomba tenéis en las manos. tremendo poemario, chicos. "un orgullo y una satisfacción" compartir momentos tan chulos con vosotros. muy ricos los besos de tus amigos, j.a.b. para cuándo el próximo encuentro?
saf
qué alegría verte tan pelirrojamente rabiosa, por compartir esas charletas, los hipnotismos y tus versos corrosivos. me gustas. me gustas mucho. espero ir a valencia. intentaré ir a valencia. qué pena que estés tan lejos, tía!
olaia
nos excitas con tu voz. ya te lo he dicho: una crack! ya verás, mi nick cave galaicoeuskalduna, te vas a hacer muy grande... fff, y te estaré eternamente agradecida por tus versiones, machine. es un subidón escuchar mis textos con tu música. la hostia puta! WOW!
gsús
i love you, man. esos carteles estupendos y ese vídeo loco y esos textos que, ya sabes, verdaderamente corroen... tenemos que hablar. eres un guapo, tú! sin ti, no habría sido posible tanta magia.
bacovicius
esteban, mi bacus... casi te corto el pito por llegar tarde... llega todo lo tarde del mundo que quieras, pero llega, si lees unos textos así!
eddie j.,
 
el no latino! que subió a la silla y los decibelios de su garganta para imponerse a los ebrios! gracias! me quedo con muchas ganas de leerte y de verte otra vez. 
terminó la noche en el candela 
y tengo unas gafas con luces nuevas!!! gracias saf, eddie & dav. en el próximo vídeo saldré con ellas!
y para acabar:

poesía corrosiva.org se despide de uds. con un ácido sabor en la boca y el cuore lleno de palabras.
no me canso de decirlo: gracias por haberlo hecho posible,

Vuk

no hablaba en el mail de esa xentiña miña que nos mimó tanto como miguel pérez pardo cediéndonos su espacio mágico (GRACIAS INFINITAS) y su partenair camarero
y aquella que nos honró con su presencia... 
mi amigo juan vidau, cómplice en el backstage audiovisual del cdn
paco sevilla que me escribió en la piel: "tu fax te ama" (yo que no tengo fax pero soy casi fox),
de los fotógrafos increíbles que conocí en el brillante: josé antonio, josé ramón bas... madre mía, qué foto me regaló, qué increíble!!!
de xoán abeleira, mi poetatraductorperiodista de alma chamánica,
de pepo paz, que contrató una babysitter para saltar a la nocturnidad y querernos bien,
de giovanni collazos cuyos ojos me parecen tan profundos y amables siempre, 
de pepe ramos el poeta-antólogo que siempre me cuida y asiste en cuanto puede, 
de iratxe, la otra musa del bar,
de silvi orión siempre tan puramente habladora y sonriente, un puro cañón de honestidad, 
de chema, con quien me dio pena no hablar más,
de la linda jara, la poeta de los rizos más hermosos,
de escandar, que nos mira con sonrisa,
de alf-ölson lópez más guapo con su pelo corto,
de antonio díez, que terminó bailando feliz en el candela,
de ángel a quien no le permití leer a pesar de sus ganas porque ya era una maratón y todos estábamos ebrios y a quien pido disculpas otra vez a pesar de ya haberle hecho entrega de uno de mis objetos más preciados: la caja de música de la vie en rose...
... me dejo gente... pero
GRACIAS GRACIAS GRACIAS!!!
*
extraigo del blog de gsús bonilla la carta, del de pepe su entrada: Poesía corrosiva y del de batania: una entrada y su crónica.
Es Domingo, tarde, y no es resaca lo que pintan mis huesos, si acaso, un trancazo de aúpa que me tiene preso en un pañuelo, brindando con agua y la efervescencia de un analgésico, pero delirar lo justo, pues la fiebre es otra. Ciertamente, sigo hechizado. Hostias, en una llamada de teléfono y dos e-mails las diez de la noche de un sábado seis de junio estaba sucediendo delante de mis propias narices a algo más de una semana de las genuinas diez post meridien del sábado seis de junio de ayer, pero esto fue hace ya días –pocos- así como os lo cuento, con un par de alas membranosas y un aguijón, aliados la esperanza y la frenética idea de que nuestra manera de entender la poesía puede cambiar lo establecido, porque en nuestra alma está grabado a fuego perseguir lo imposible, para así salvaguardar el mensaje y resistir con la palabra y el juego, determinar las miradas de las personas y hasta el color que deben lucir los bares, abrazarnos a la alegría porque tenemos mucho que contar y como una vez escribió mi hermano palentino: se nos da, pero que muy mal callarnos la boca. Decía amigos que (y es ahora cuando tendré que medir las palabras para evitar ser pretencioso o adulador en el agradecimiento) cómo me pone los pelos de punta haberme cruzado en su camino y aprender de sus ojos el entusiasmo, la propuesta, e incluso el resultado. Supongo que a vosotros os sucedió (y si no al tiempo) algo parecido con la abeja con orejas de lobo (mitad gallega, mitad croata), la miel y el aullido, poeta incombustible, poeta necesaria a partes iguales. Y sin embargo, MI AMIGA.
P.D. muchas gracias también a todos, compañeros de encuentro (MEETING POINT: CORROSIVE POETRY) , presentes y ausentes, público. Todo es preciso menos el silencio.

Algunas fotos de un recital memorable

.
Es el mejor recital en que he participado; lo escribo con la habitual intención de perjudicarme. Cuando vi que el público abarrotaba Tapas y Fotos de tal modo que alcanzaba las aceras, me di cuenta de que iba a ser una gran noche. Y no fue fácil, porque había que estar a la altura del local, de la presentadora, de los cráneos organizadores, del público que te miraba a los ojos y, sobre todo, de doce compañeros sensacionales, que llevaban buenos textos y ganas de envenenarnos con ellos. (...)
Crónica del recital POESÍA CORROSIVA
Sábado noche. Tapas y Fotos. Trece locos reputados se disponen a dar un recital de poesía. “Ninguno de los trece somos dioses”, ha declarado David González en su video anunciador. El cuerpo principal del público se aprieta y la cola comienza a alcanzar las aceras. La cerveza reina, las voces tintinean contra los vasos y el humo colorea de blancos el edipo de la noche. Miro a las paredes del local y no veo ninguna gárgola.

Caras conocidas. Patty de Frutos. Juan Antonio Marín. Marcus Versus. Isabel García Mellado. Alfonso López. Verónica Gil. Andrés González Andino. Silberia. Escandar Algeet. Jesús Malia. Chema Barredo. Pepe Ramos. Giovanni Collazos. Paco Sevilla. Ignacio Navas y otros que me olvido. A última hora se presentó Raúl Campoy. No vi a Alejandro Magno. Tampoco a Nefertiti.

Comienza Sara, la presentadora de negro y canalla, que da paso, en cuatro turnos, a los trece poetas, ninguno de los cuales ha venido en limusina. Los recitadores se van sucediendo como los granos de una extraña mazorca azul, uno a uno. El taladro del verso, el pecado de silencio: José Naveiras. El hombre olímpico, el alfil exquisito: Iñaki Echarte. El verso sencillo, el ojo complejo: Javier Das. El sicario de lo propio, el vengador necesario: José Ángel Barrueco. La conciencia recuperada, la verdad en el vaso:Hasier Larretxea. El alacrán sincero, la ola que viene alta:David González. La saliva lúdica, la carcajada de palabras:Safrika. El teclado en el corazón, el océano en la garganta:Olaia Pazos. La culebra cubista, la mujer manada: Déborah Vukušić. La sonrisa en la cara, la nostalgia en el lápiz: Gsús Bonilla. La sobriedad del plato, la cuchara llena, Bacovicius. El músculo del pensamiento, el envés del poema: Eddie (J. Bermúdez).

No hubo cisnes blancos ni madréporas en el baño del bar. El recital se desarrolló en cuatro tramos, en cuyos intervalos se celebraron sorteos de libros y se permitió descansar al público y a los poetas. Al concluir el recital, Pepe Ramos se me acercó y me dijo:

–Quizá el mejor recital que he visto en Madrid en toda mi vida. Habéis estado increíbles. Sólo en Granada, donde los recitales no son sólo de poesía, he visto alcanzar semejante punto de intensidad.

Entiendo que hubo varios momentos altos en la noche ausente de múrices. José Naveiras recitó el primero y estuvo frenético, avasallador. Nos puso firmes a los demás, nos calentó: nos hizo entender que aquello iba en serio y había que estar a la altura. De Larretxea me asombró su recitación contenida, sosegada; ni ápice de resentimiento, ni sombra de acritud en unos textos que vienen muy cargados. David González, todo talento en el verso y en la anécdota, dijo nada más salir:

–Pido perdón al dueño de este bar, pero voy a joder un vaso.

Y lo jodió, el menda, después de alzarlo y dejarlo caer mientras recitaba su arte poética. También sobresalió el silencio tonante de Eddie (J. Bermúdez), un poeta hacia dentro al que compré su libro La poema (Cocó, 2008), y Gsús Bonilla, en plan killer desde el primer verso, que encaró al público y le miró a los ojos, algo insólito en él. Bonilla recitó un poema de Vicente Muñoz Álvarez donde no aparecía ni una sola vez la palabra piélago. Entiendo que con la calidad de Bonilla estamos cometiendo una gran injusticia; con actuaciones como la del sábado comienza a ocupar el lugar que le corresponde.

En lo que se refiere a las chicas, qué decir. Safrika+Vukušić+Pazos. En cuanto salieron ellas, que actuaron juntas en el tercer tramo, todo lo que habíamos hecho los chicos se quedó en la peladura de un plátano. Minucioso el ojo de Safrika, avasalladora la energía y las flores robadas de Vukušić, portentosa la voz de Pazos. Estas chicas no escriben de príncipes azules salvo para reírse.

Quizá una de las razones del éxito del encuentro, luego lo he pensado, estuvo en su organización. Sostiene Caballero Bonald que un recital no debe superar nunca los veinte minutos. En la noche del sábado, a siete minutos cada poeta, los turnos se dispusieron de forma que ninguno superó ese tiempo. Tanto el público como los poetas disfrutamos de quince minutos entre cada turno para beber un poco, animarnos y comentar la jugada. Y, por otra parte, para apreciar la falta gusanos de seda en las fotos del local.

La falta de gusanos de seda, de príncipes azules, de piélagos, de múrices; la falta de madréporas y cisnes blancos; la falta de limusinas, gárgolas y Nefertitis... Los trece poetas del sábado, cada uno con padres y madres diferentes, cada uno de ellos en su estilo, triunfaron por cercanía, por carne y hueso, por plantear problemas de tierra y no de luna. Aparecieron los derechos de la vida, la vida escrita y recitada tal como se sufre, la vida con todas sus espinas. La palabra no pareció una excusa ni un martillo demagógico, sino una propuesta, un pequeño apretón de manos, una lanzadera, un quizá. Claro que no somos dioses, David, somos mucho más que ellos, porque nosotros existimos, y de nuestro constante caernos y levantarnos se extrae la mejor prueba de existencia.

Qué noche. Fue el 6 de junio y yo estuve allí, cuatro meses después de mi última aparición. Tuve el acierto de hacerme una camiseta con uno de los cuatro carteles que hizo Bonilla: a esa camiseta fío el recuerdo eterno de ese día. Mientras seamos capaces de recitales como éste, opino, habrá que seguir insistiendo en el viejo asunto de la poesía. El público, los poetas, el dueño del bar, Sara, qué noche, muchas gracias.

Y gracias especiales a Vukušić, claro. Sólo ella puede organizar algo así. Sólo ella unir conciencia y calidad en un mismo grupo de poetas. He puesto una vela para que, en caso de que vuelva a pensar en otra locura de éstas, me mande un mensaje, llame, grite, silbe.
.

1 comentario:

jassjass dijo...

suena increíble...que envidia