miércoles, 6 de agosto de 2008

vukusic y su guerra en QUELEOAHORA




un pequeño grupo de adictos a la lectura, se ha propuesto la encomiable tarea de hacer reseñas, críticas y sugerencias y entrevistas a jóvenes autores para promocionar desde este nuevo ángulo nuevos y no tan nuevos valores artísticos / el portal es http://www.queleoahora.com/ / a ellos mis mejores deseos de fecundidad y de un muy pero que muy largo camino / profundamente agradecida transcribo la entrevista y linkeo: http://www.queleoahora.com/archives/372#more-372



Déborah Vukusic, mitad gallega y mitad croata, escritora y actriz, ha publicado uno de loslibros de poemas estéticamente más originales y temáticamente más desgarradores de los últimos tiempos: Guerra de identidad (Ediciones Baile del Sol. Colección DelEste), donde recuerda su infancia y adolescencia, su relación con sus padres y sus abuelos, los efectos que ha tenido en ella la guerra en la ex Yugoslavia y donde parece preguntarse quién es y qué debe a todo lo vivido.

1.La sensación tras la lectura de Guerra de identidad no se olvida fácilmente: desolación, dolor, pero también esperanza y mucho espíritu de lucha. ¿Fueron estos poemas una manera de enfrentarte a los fantasmas, una manera de sacarlos de debajo de la cama para que dieran menos miedo?
Sí (a veces pienso que si digo un “sí” tan rotundamente lograré que de una vez y para todas desaparezcan) pero has dado en la clave. Se trata de una manera de enfrentarme a ellos y se ha convertido en una guerra que todavía no he vencido y de la que me parece que no saldré ilesa. Ahora se me repite constantemente esta batalla, cada vez que alguien me pregunta o me dice que ha comprado mi “bebé”. Uno no puede evitar lo que es y, sobre todo, cuando esta identidad es una derivación y fruto de unas circunstancias.


2. En algunos versos, aparecen breves comparaciones entre lugares (las playas de Galicia y de Croacia), personas (tu padrastro, que te salva del frío y del fuego, y tu padre, que genera fuego y frío; también se ven contrapuestos los sentimientos por tu padre ausente y por tu madre o tus abuelos, presentes y cercanos). ¿Has sentido que esas dos mitades de tu vida eran una suma positiva o que eran una línea divisoria dolorosa?
Me considero una mezcla, una fusión de razas y culturas, una sangre suma-da-mente impura y positiva pero también una persona dividida, fuertemente divida y en busca constante de equilibrio y plenitud. Con la suma de nuestra estructura genética (la unión de cromosomas) y nuestras experiencias vitales, resultamos una entidad, no sé si mejor o peor, ni tampoco si a salvo o herida pero sí, sentida.

3. Los versos sobre la guerra son hermosísimos y de una crudeza que deja al lector conmocionado. ¿Cómo te ha afectado la guerra de la ex Yugoslavia y el hecho de que tu padre hubiera participado en ella?
Guerra de identidad valora positiva y negativamente la crudeza de la niñez y la adolescencia. Sin embargo, esta crudeza está filtrada por el paso del tiempo y la perspectiva que me dieron los 26 años, MI perspectiva. Si lo volviera a escribir hoy te aseguro que cambiaría muchas cosas para no herir sentimientos ajenos pero uno no puede negar de dónde viene, las cosas que más cicatrices le dejaron, ni los altos en el camino que no se borran jamás. Mi padre y yo no nos hablamos a raíz de la publicación del libro, aunque considero que, en cierta medida, es un personaje redimido. Ya sabes que el conflicto en los Balcanes aún no ha terminado, porque se siguen viendo en las noticias que hay juicios pendientes y que la sociedad intenta avanzar pero acarrea el lastre del pasado, ese subconsciente colectivo. Mi sensación es que he tenido la guerra en casa pero la he visto con los ojos de una niña, que no entiende, y que la estructura desde los 26 para intentar explicarme quién soy.

4. Se dice en la contraportada de tu libro que éste está a medio camino entre el testimonio poético y el monólogo teatral. Yo también tuve esa sensación al leerlo. ¿Has enfocado este libro de poemas así, como un testimonio/monólogo? ¿El hecho de ser actriz ha influido en la manera de escribir estos versos?
Sí, surgió a partir de un taller teatral. Soy “escritriz” (escritora y actriz) así que ineludiblemente combino ambos mundos e influída por Brecht, poeta y dramaturgo al que admiro con devoción. Creo, que él me perdone, que se trata de un poema testimonio a su uso.


5. Nombras en un poema la película The velvet goldmine. Imagino que además de la literatura, el hecho de ser actriz hace que tus influencias a la hora de escribir proceden también del cine. ¿Qué películas o qué directores están más cercanos a tu forma de concebir el arte, tanto estética como temáticamente?
Degusto a Angelopoulos, viajo con Medem, me emociono con Coixet y Aristarain… Me chiflan la plástica de Carlos Saura y la fotografía e imaginería de Tim Burton. Lars Von Trier me parece un vanguardista, un investigador nato o Jim Jarmusch. Orson Welles, Billy Wilder, Won-Kar-Wai, Kusturica… tienen un lenguaje personal que me fascina. Scorsese… Podría decirte tantos…

6. ¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Cómo te enfrentas a la hoja en blanco cuando una idea te ronda la cabeza?
Los procesos creativos para mí suelen ser bastante obsesivos, tanto cuando interpreto como cuando escribo. Procuro llevar siempre conmigo el texto que estudio, algo con lo que escribir y una cámara para robar almas, como dicen de los indios… En teatro procuro bucear de otra forma y compongo a veces a partir de partituras físicas, de un perfume, un cuadro o unas palabras. En literatura, escribo cuando lo necesito, (siempre lo llamo vómito), y después lo reviso, lo reviso y lo reconstruyo hasta que estoy “medianamente” satisfecha. Tengo cuadernos en los que escribo atisbos de maravillas y otros en los que sólo hay porquerías. Ahora el ordenador me coloca frente a las palabras (con lo que el cambio evoluciona quizá más rápido), me acompaño de algo fresquito que beber, un paquete de cigarrillos y a escribir cuando un algo inexplicable me lo ordena. Alguien me dice ahora que hago algo extraño en mi proceso y de forma quizá diferente a otros autores? Se dice que la creación es un acto en soledad, pero yo siempre les entrego borradores a mis “mentores” o gente de la que quiero una opinión o perspectiva. Quizá esto provenga de los procesos creativos del teatro, puede ser. En todo caso, me gusta la comunión y la recepción personal del “objeto y del hecho artístico”.

7. ¿Cuáles han sido los autores y los libros que más te han marcado?
Cortázar Rayuela, reconozco en mí la lectura de los poetas de la experiencia y ahora los de la conciencia, Bataille Lo imposible, Borges Ficciones, Pessoa Livro do desasosego, Poe Extraordinary Tales, Brecht (uff…), Shakespeare (otro uff de listado mayor)… Lorca… Sexton (recomendación total), Nin (los diarios), Miller con sus trópicos y también Arthur con su teatro… Sí, quizás demasiado clásicos.


8. Me gustaría que nos dijeras cuál ha sido el último libro y la última película que te han impresionado.
Quizás: “Caramel” de Nadine Labaki y En las tierras de Goliat de David González.

9. En la actualidad, ¿qué proyectos tienes a la vista como escritora y actriz?
Como actriz estoy con The Cardenio Project, una obra de Yelmo de Mambrino Teatro en cooperación con la Harvard University y a la espera de resultados de pruebas. Como escritora, acabo de terminar un poemario que llevaba a cuestas desde hace años y que es una revisión del amor cortés, una apuesta descontextualizada con referentes clásicos y universos oscuros en una línea totalmente distinta a Guerra de identidad (aunque me falta encotrarle el título definitivo, como siempre). Estoy rematando una colección Poe+ des-colok2 de forma independiente, que también me está atareando, y con el guión de un largometraje que esperamos que vea la luz en un par de años. En cuanto a publicación, participo en una antología de 23 mujeres, una edición de Vicente Muñoz Álvarez para la editorial Baile del Sol, y que tiene previsto salir en el primer trimestre de 2009.


10. Para terminar, voy a hacerte una de las preguntas (en mi opinión) más difíciles de contestar para un escritor: ¿por qué escribes?
Escribo para denunciar y denunciarme vicios y obsesiones, para sublimarme a lo Herbert Marcuse, para vomitar y que no haga costra, como medio de comunicación y como combate contra mí misma.

Déborah Vukusic escribe habitualmente en el blog http://www.vukusic.blogspot.com/
Entrevista de: Marta María López

1 comentario:

kebrantaversos dijo...

me alegro muchísimop por tus reconocimientos, porque lo mereces, yo ya puse esto en mi blog mucho antes, y lo mereces. y no soy persona de "hacer la rosca" a la peña. Tan sólo sé y lo se bien. Te toca disfrutarlo. En Septiembre saldrás en el fanzine. Pero antes debe salir el de Agosto. Y todos los días leo muchos blogs.
un fuerte abrazo
EL KEBRAN